Novedades

Las psicólogas y psicólogos exigimos un protocolo para la atención en la Ciudad de Buenos Aires

El sábado 18 de julio, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires publicó el cronograma de actividades exceptuadas del aislamiento social, preventivo y obligatorio en nuestra Ciudad, donde se aclara que a partir del miércoles 29 del corriente las psicólogas y psicólogos podremos realizar actividades presenciales en nuestros consultorios particulares todos los días, con la única aclaración de que sea con turno previo.


En dicha publicación, no hay referencia alguna al protocolo correspondiente para el ejercicio de nuestra profesión en tiempos de pandemia. Tampoco se ha publicado ni dado a conocer a posteriori con lo que, al momento, pareciera ser que depende de las prácticas de prevención que cada psicóloga y psicólogo pueda y quiera implementar, dejando tanto a las y los colegas como a la ciudadanía en una situación de extrema exposición a la transmisión del virus en un momento en donde los casos en nuestro territorio no paran de crecer.


En el día de la fecha volvimos a enviar una nota formal al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, así como lo habíamos hecho el 20 de junio pasado; insistiendo ahora en carácter de urgente en la necesidad de conformar en la órbita del Ministerio de Salud de la Ciudad un ámbito para la elaboración del Protocolo de Atención Psicológica Presencial. Del mismo, deberían participar las instituciones académicas y gremiales que nutren nuestra profesión y el texto, estar acordado, aprobado y difundido con anterioridad al 29 de julio.


Resulta imprescindible contar con un protocolo específico, que tenga por objetivo cuidar a los usuarios y las usuarias y a los y las colegas que decidan reanudar sus actividades en la modalidad presencial, siempre que sea imposible continuar haciéndolo de manera remota. La falta de protocolo no sólo promueve focos de contagio sino también nos deja en una situación de extrema vulnerabilidad a la hora de poder luego lidiar con posibles demandas en caso que en algún consultorio se sucedieran transmisiones masivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *